Las confusiones que está generando el estudio de la Universidad de Plymouth, explicadas por ASOBIOCOM

Las confusiones que está generando el estudio de la Universidad de Plymouth, explicadas por ASOBIOCOM

La Universidad de Plymouth ha publicado recientemente un estudio llamado “Environmental Deterioration of Biodegradable, Oxo-biodegradable, Compostable, and Conventional Plastic Carrier Bags in the Sea, Soil, and Open-Air Over a 3‑Year Period” 

En estos días diversos medios se están haciendo eco del estudio realizado por la Universidad de Plymouth: “Environmental Deterioration of Biodegradable, Oxo-biodegradable, Compostable, and Conventional Plastic Carrier Bags in the Sea, Soil, and Open-Air Over a 3‑Year Period”.

Este estudio asume como hipótesis de partida que el fin de vida de las bolsas va a ser el abandono de las mismas en el medio ambiente. Desde ASOBIOCOM se quiere resaltar que esta hipótesis de partida del estudio no es coherente con los criterios en el uso de una bolsa compostable y crean unas expectativas que no son reales ni lógicas. De ahí que la información que se está dando puede confundir.

Desde ASOBIOCOM estamos analizando el estudio y en breve podremos emitir un documento de opinión técnica al respecto. Ya avanzamos que es imprescindible conocer las bases antes de formar opinión ya que el contexto y el escenario del estudio limita enormemente el alcance de los resultados:

El estudio compara 5 tipos de bolsas de la compra -2 oxodegradables, 1 en plástico tradicional, 1 biodegradable sin certificar y 1 compostable certificada con UNE EN 13.432- en condiciones de abandono.

Cuestiones importantes:

  • El objeto del uso de una bolsa compostable es que pueda ser tratada junto con la materia orgánica para obtener compost -o enmiendas de suelo- y en este contexto está demostrado que las bolsas biocom facilitan la gestión de la basura orgánica y ayudan prevenir residuos. En ningún caso las bolsas biocom deben ser abandonadas.
  • Existen plásticos biodegradables que además de compostables, son biodegradables en suelo y en medios acuosos. Son plásticos muy interesantes para ciertas ciertas aplicaciones. “Pero no todos lo son, solo aquellos que lo sean” Lo que se pretende decir es que lo que da garantía del tipo de biodegradabilidad que se desea es el certificado. El certificado evita errores de interpretación y/o etiquetados incorrectos o fraudes.
  • El uso de los productos biocom no debe ligarse nunca al abandono (littering) del producto. Esto es una mala praxis: ningún residuo debe ser abandonado, de ningún material, ni de plástico ni de otros materiales.

Lo que sí pone de manifiesto el estudio es que

  • La certificación y el etiquetado correcto son clave.
  • Los oxodegradables producen microplásticos.
  • No se debe arrojar las bolsas al medio bajo la excusa de que “desaparecerán”. Nosotros añadimos que ningún residuo.

 

Por otro lado, el sector innova continuamente buscando alternativas y opciones para diferentes aplicaciones que nos permitan al conjunto de la sociedad avanzar hacia el modelo de economía circular que demandan las instituciones europeas, nacionales y los propios ciudadanos.

 

Los biocom ayudan a la gestión de los residuos y evitan residuos plásticos

 

Otras opiniones:

Deja un comentario