ASOBIOCOM rechaza el informe elaborado por EASAC

ASOBIOCOM rechaza el informe elaborado por EASAC

ASOBIOCOM defiende que el informe «Plastic packaging in the circular economy» contiene ideas equivocadas sobre los plásticos biodegradables compostables

European Bioplastics considera un malentendido la forma en que los plásticos biodegradables y compostables son descritos en el informe «Plastic packaging in the circular economy» publicado por la EASAC (Scientific Advisory Council of the Euroepan Academies). ASOBIOCOM apoya a European Bioplastics porque varios puntos están basados en consideraciones emocionales sin ningún tipo de base científica. Por ejemplo, la idea de los plásticos biodegradables son «evitables» porque la biodegradabilidad y la durabilidad son contrarias por definición y no pueden coexistir. Esta visión es muy simplista y refutada por la presencia de muchos productos biodegradables que encontramos hoy en día en el mercado, como son las bolsas de la compra, la vajilla compostable, las cápsulas de café, etc. Todos son productos biodegradables y resistentes que son usados por millones de personas.

Si resumimos el informe, EASAC (partiendo de cuestionables supuestos) llega a conclusiones bastante «conservadoras» que no están alineadas con las políticas de la Unión Europea sobre bioeconomía y economía circular, haciendo recomendaciones a las autoridades europeas y ciudadanos que no compartimos en absoluto. Por lo tanto, es necesario acelerar en solucionar los problemas de la economía circular, que no pretende ser un concepto básico y reducido al reciclaje de materiales, pero sí un rediseño de la producción que ya se basa en la creación de enlaces entre diferentes sectores. El informe también cuestiona como de ‘rápido’ y ‘bien’ se degradan los plásticos biodegradables. Sin embargo, es necesario recalcar que la compatibilidad de los plásticos compostables con el proceso de compostaje industrial queda certificada según la norma europea EN 13432 y que existen numerosos estudios que avalan un punto de vista contrario al que muestra el informe de la EASAC. Un reciente estudio llevado a cabo por Wageningen University & Research (WUR) demuestra claramente que los plásticos compostables se degradan fácilmente en las plantas de tratamiento de residuos orgánicos en un máximo de 22 días. Además, el Proyecto CERES, una iniciativa promovida por la Ellen MacArthur Foundation (EMF) dentro del programa europeo «Circular Economy 100», muestra como la reducción y la sustitución de las bolsas de un sólo uso de plástico por bolsas compostables en los supermercados puede mejorar la gestión de los residuos orgánicos. Estas bolsas compostables terminan en la instalación de compostaje y compostan correctamente allí, lo que permite producir un compost de alta calidad.

En resumen, EASAC desacredita 25 años de investigación que han permitido un avance en innovación cuyos beneficios han sido demostrados para ciertas aplicaciones y sectores como la agricultura, el tratamiento de residuos orgánicos y envases. Ciertamente, EASAC parece ignorar (quizá por falta de información) esos 25 años de investigación, aplicaciones en el mercado, cómo estos materiales mejoran las prácticas de reciclado orgánico y que están desarrollados en concordancia con la legalidad europea vigente y las normativas europeas. El informe constituye una oportunidad perdida de hacer una evaluación objetiva sobre el posible papel de los plásticos biodegradables y compostables dentro de la economía circular para el desarrollo de un nuevo modelo industrial en Europa.

Para más información:

«Plastic packaging in the circular economy» by EASAC

Nota de prensa de European Bioplastics

Nota de prensa de ASOBIOCOM en inglés

Deja un comentario